Logotipo
logo
Alergologia
Ir al Suplemento:
| 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | Lista |
1. Preguntas frecuentes
¿Por qué algunas personas desarrollan alergias?
La tendencia a desarrollar alergias suele tener una base hereditaria, lo que significa que se puede “trasmitir” de padres a hijos a través de los genes. De todos modos, el hecho de que usted, su pareja o uno de sus hijos sea alérgico a algo no significa que todos sus hijos tengan que desarrollar necesariamente alguna alergia. Además, generalmente una persona no hereda una alergia en concreto, sino sólo una propensión a tener alergias.
De todos modos, una cantidad reducida de niños tiene alergias a pesar de que en su familia no hay ningún otro miembro que sea alérgico. Y, si un niño es alérgico a una sustancia, es probable que también lo sea a otras.
¿Cuáles son los alérgenos aerotransportados (transportadas por el aire) más frecuentes?
Los ácaros del polvo son una de las causas más frecuentes de la alergia. Estos insectos microscópicos viven a nuestro alrededor y se alimentan de los millones de células de piel muerta que se desprenden cada día de nuestros cuerpos. Los ácaros del polvo son el principal componente alérgico del polvo doméstico, que contiene muchas otras partículas como, por ejemplo, fibras de tejidos y bacterias, así como alérgenos microscópicos de origen animal. Presentes a lo largo de todo el año en la mayor parte los países (aunque no viven a grandes altitudes), los ácaros del polvo abundan en la ropa de cama, los tapizados, las alfombras y las moquetas.
El polen es otra de las principales causas de alergia (la mayoría de la gente conoce la alergia al polen con el nombre de fiebre del heno). Los árboles, los arbustos, el césped y la hierba de prados y pastos liberan estas partículas minúsculas al aire para fecundar otras plantas. La alergia al polen es estacional, y el tipo de polen al que se es alérgico determinará cuándo presentará síntomas alérgicos. La determinación de los niveles de polen que hay en el aire puede ayudar a las personas alérgicas al polen a saber en qué medida pueden empeorar sus síntomas en un día en concreto. Los niveles de polen suelen ser más altos por la mañana y en los días cálidos, secos y ventosos, mientras que son más bajos en los días húmedos y fríos. Los niveles de polen que se facilitan en algunos partes meteorológicos locales, aunque no suelen ser exactos, pueden ayudar a planificar las actividades al aire libre.
El moho, otro alérgeno habitual, está compuesto por hongos que proliferan en ambientes cálidos y húmedos, tanto en interiores como en el exterior. En el exterior, el moho se forma en zonas mal drenadas donde se acumula el agua y/o la humedad. En interiores, el moho prolifera en lugares oscuros y poco ventilados. El olor a humedad sugiere la presencia de moho. Aunque el moho tiende a ser estacional, puede crecer durante todo el año, especialmente en interiores.
Los alérgenos de origen animal, en su mayoría procedentes de animales domésticos homeotermos (de sangre caliente) pueden desencadenar reacciones alérgicas en niños y adultos. Cuando el animal se lame, la saliva se le deposita en el pelaje o las plumas. A medida que la saliva se seca, las partículas proteicas son transportadas por el aire y se adhieren a los tejidos que hay en el entorno doméstico. Los gatos son los “peores enemigos” de las personas alérgicas porque la proteína de su saliva es diminuta y porque estos animales tienden a lamerse más que otros como parte del aseo diario.
Las cucarachas también son alérgenos que se pueden encontrar en el entorno doméstico, sobre todo en áreas urbanas. Es posible que la exposición a edificios infestados de cucarachas sea una de las principales causas de las mayores tasas de asma entre los niños que viven en grandes núcleos urbanos.
¿Cuáles son los alérgenos alimentarios más habituales?
Existen ocho alimentos que son los “culpables” de la mayoría de las alergias alimentarias infantiles: los huevos, el pescado, la leche, los cacahuetes, el marisco, la soja, los frutos secos y el trigo.
Leche de vaca (o proteína de la leche de vaca): Entre el 1% y el 7,5% de los lactantes son alérgicos a las proteínas presentes en la leche de vaca y en las leches infantiles elaboradas con leche de vaca. En torno al 80% de las leches artificiales comercializadas están elaboradas con leche de vaca.
Huevos: La alergia al huevo, una de las alergias alimentarias más frecuentes en lactantes y niños.

2. Remedios caseros para la alergia
Quien padece de alergias, sabe bien de que se tratan. Se tornan molestas, impiden respirar bien y hasta incluso suelen generar desagradables ronchas o erupciones. Pero, sin embargo, existen excelentes remedios caseros para la alergia, así la mantienes lejos de tu vida diaria.
El propóleos es uno de los excelentes remedios caseros para la alergia. Puedes adquirirlo en casas naturistas y otros sitios relacionados con la salud natural. Lo puedes consumir en forma de caramelos (es excelente para el sistema respiratorio), también en comprimidos o en otros formatos que te ayudarán en tu lucha contra la alergia.
También la equinacea es uno de los magníficos remedios naturales para la alergia. Consigue un poco de ella en una herboristería y prepara infusiones de la manera clásica. 15 minutos de hervor, 5 minutos de reposo, colando y bebiendo tres veces a diario. Verás lo bien que funciona para varios tipos de alergia.
Puedes probar con las inhalaciones de eucalipto. Es que esto estimulará a tu nariz a expulsar más mucosidad y a mantener más húmedas tus cavidades nasales. Y, muchas veces, poder expeler todo lo malo que hay dentro es una de las mejores maneras de comenzar a curarse.
Por eso no dudes en poner una generosa cantidad de hojas de eucalipto dentro de una cacerola con un litro de agua, dejar que hierva por un lapso considerable e inhalar los vapores que despide, cubriéndote la cabeza con una toalla. Sin duda alguna este es uno de los mejores remedios caseros para la alergia. Además puedes consultar los tratamientos naturales contra la alergia primaveral y los remedios naturales contra la alergia estacional Que prueben y coman de todo, irles presentando la mayor variedad de alimentos posible.

3. Tips para prevenir las alergias

En general
• Evite el uso de desodorantes ambientales, insecticidas y humo de cigarrillo. Si realiza un trabajo de pintura en su hogar, hágalo cuando los niños no estén y ventile bien la casa.
• La lactancia materna es muy importante debido a que la leche materna contiene anticuerpos que protegen al bebé.
No permita que los animales domésticos entren en algunas habitaciones de la casa, por ejemplo, en el dormitorio de su hijo, y báñelas cuando sea necesario.
Dormitorio
• Debe airearse diariamente por las mañanas (al menos una hora), limpiar el polvo con un paño húmedo y aspirar la habitación, evitando el uso de escobas y plumeros que tienden a levantar el polvo y no eliminarlo. También evite el uso de limpiadores que tengan olores penetrantes.
• Evite tener excesivos muebles y adornos en el dormitorio
Retire las alfombras o alfombrillas de la habitación de su hijo (las superficies duras no acumulan tanto polvo como las almohadilladas).
No cuelgue cortinas gruesas y deshágase de los objetos que tienden a acumular polvo (como peluches, tapices y similares).
Si su hijo es alérgico a los ácaros del polvo, utilice fundas especiales para cubrir sus almohadas y colchones.
• Prefiera las pizarras acrílicas para usar con plumones a las pizarras convencionales que usan tiza.
• Si su hijo es alérgico, evite el uso de talco
• Los juguetes deben guardarse en cajas cerradas para evitar que se llenen de polvo,
 además de ser una manera ordenada de tenerlos.

4. ¿Cuáles son los signos y síntomas de las alergias?

El tipo y gravedad de los síntomas de la alergia varían entre tipos de alergias y entre pacientes. Los síntomas pueden ir de leves o importantes molestias estacionales a problemas que se manifiestan durante todo el año (desencadenados por alérgenos como los ácaros del polvo o ciertos alimentos).
Debido a que los distintos alergenos abundan más en determinadas partes de un país o del mundo, los síntomas alérgicos también pueden variar en función donde viva uno.
Los alergenos transportados por el aire pueden provocar un cuadro conocido como rinitis alérgica. Se suele desarrollar en torno a los diez años de edad y alcanza su mayor virulencia entre los 20 y los 25 años, desapareciendo generalmente sus síntomas entre los 40 y los 60 años. Los síntomas incluyen: estornudos, picor en la nariz y/o la garganta, congestión nasal, tos. Estos síntomas suelen ir acompañados de picor, lagrimeo y/o enrojecimiento de los ojos, lo que se denomina conjuntivitis alérgica. (Cuando se forman ojeras alrededor de los ojos enrojecidos, se conocen como “ojeras alérgicas”). Si una persona presenta estos síntomas y también respiración sibilante y dificultad para respirar, es posible que su alergia haya evolucionado y se haya acabado convirtiendo en un asma de origen alérgico.

Logo Farmacia
No olvide visitar nuestra farmacia.
alta cocina
Necesita averiguar los horarios de los especialistas...
Busque aquí »
Suplemento
Orden medica
Muestras
Convenios con empresas
examenes
Hospital - Clinica Fundasen. Tel: (593 4) 2272660 Ext. 110
Fundasen Dispensario Correo