Logotipo
logo
Urologia
Ir al Suplemento:
| 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | Lista |
1. Preguntas frecuentes
¿Por qué se produce cáncer de próstata en el varón?
El cáncer de próstata es rarisimo que se produzca antes de los cuarenta años, y aunque todavía hoy en nuestros días no podemos saber con certeza porque se produce, podemos afirmar que entre las posibles causas se encuentran: predisposición genética, hormonas masculinas, infecciones, etc.
Este tipo de cáncer detectado precozmente puede tener curación, por ello aconsejamos que a partir de los 45-50 años se realice un pequeño estudio urológico consistente en un tacto rectal, un análisis de sangre y una ecografía.
¿Qué es una vasectomía? ¿es reversible? ¿tiene importantes riesgos?
La vasectomía es la sección y ligadura de los conductos deferentes como método de anticoncepción masculina. Es una sencilla operación con anestesia local y que no precisa ingreso hospitalario.
En casos seleccionados y mediante microcirugía esta intervención puede ser reversible, permitiendo volver a tener hijos en algunas ocasiones.
La complicación mas preocupante, aunque poco posible de esta técnica, es la recanalización de los conductos deferentes. Por otra parte queremos resaltar que no se ha demostrado mayor incidencia de cáncer de próstata en sujetos vasectomizados en relación con la población general.
¿Cuándo debo visitar al Urólogo?
Se recomienda que el hombre adulto, visite al Urólogo a partir de los 40 años de edad.
En las mujeres y niños, se recomienda siempre que presente algún síntoma relacionado con el Sistema Génito-Urinario, como por ejemplo: ardor al orinar, incontinencia urinaria, dolor en flancos, disminución de la potencia del flujo de la orina, entre otros.

2. La infección urinaria en niños
Una Infección Urinaria en niños se puede presentar tanto en varones o en mujeres, entre los dos y tres años, pero también es posible que sea a cualquier edad. Se presenta generalmente con fiebre y malestar general, a veces ardor para orinar y vómitos. Las bacterias que normalmente se encuentran en las heces infectan las vías urinarias y pueden llegar al riñon y causar problemas serios.
Cuando la infección urinaria es más frecuente, es decir dos o tres veces al año hay que investigar las causas. Y uno de los principales problemas asociados es el Reflujo Vesico Ureteral.
Reflujo vesicoureteral
El reflujo vesicoureteral es una enfermedad en la que la orina viaja en sentido contrario desde la vejiga hacia los riñones y puede afectar a uno o a los dos uréteres.
En la mayoría de los niños, el reflujo es un defecto de nacimiento, pero en algunos niños, la presencia de un patrón de micción no frecuente puede causar el reflujo.
Cuando la “válvula de paso” funciona mal y permite que la orina regrese por donde vino, las bacterias de la vejiga pueden penetrar fácilmente en el riñón. Un niño con reflujo tiene más probabilidades de desarrollar una infección renal (pielonefritis) que puede a su vez ocasionar daño renal.
Cuanto más severo es el reflujo, mayor será el daño que produce en el riñón. Cuando el flujo inverso de la orina es más importante, los uréteres y los riñones pueden agrandarse y distorsionarse. Aunque el reflujo puede tener estas consecuencias médicas graves, es una alteración “silenciosa”, es decir, no causa dolor, malestar, ni problemas con la micción.
Cuando existe mas de un episodio de infección urinaria es mejor averiguar si existe esta enfermedad.
El reflujo ocurre en aproximadamente un 1% de los niños sanos. Normalmente se diagnostica luego de una infección del tracto urinario.
El reflujo se diagnostica con un estudio llamado Cistouretrografia Retrograda, que es una radiografía de la vejiga. Para hacer el estudio, se inserta un tubo plástico delgado, llamado catéter, dentro de la uretra. Luego se inyecta un líquido que contiene una sustancia de contraste radiológica a través del tubo hasta que la vejiga se llene, y luego se pide al niño que orine. Se toman imágenes de la vejiga para ver si la sustancia de contraste retrocede hacia uno o los dos riñones. La realización de este estudio normalmente demora entre 15 y 20 minutos.
Puede ser molesto, incomodo y a veces doloroso para el niño, pero es necesario saber que este examen es muy importante para el Diagnostico.

3. El cancér de próstata
El cáncer se produce cuando algunas células prostáticas mutan y comienzan a multiplicarse descontroladamente. Éstas también podrían propagarse desde la próstata a otras partes del cuerpo, especialmente los huesos y los ganglios linfáticos originando una metástasis.
Esta afección puede causar dolor, micción dificultosa, disfunción eréctil, entre otros síntomas.
La enfermedad se desarrolla más frecuentemente en individuos mayores de 40 años. Es el segundo tipo de cáncer más común en hombres. Sin embargo, muchos hombres que desarrollan cáncer de próstata nunca tienen síntomas, ni son sometidos a terapia. Diversos factores, incluyendo la genética y la dieta, han sido implicados en su desarrollo, pero hasta la fecha, las modalidades de prevención primaria conocidas son insuficientes para eliminar el riesgo de contraer la enfermedad.
La detección se lleva a cabo principalmente por la prueba en sangre del antígeno prostático específico, llamado PSA o por exploración física de la glándula prostática (tacto rectal). Los resultados sospechosos típicamente dan lugar a la posterior extracción de una muestra tisular de la próstata (biopsia), que es examinada en microscopio.
El tratamiento puede incluir cirugía, radioterapia, hormonoterapia, quimioterapia, o bien una combinación de todas. La edad y el estado de salud general del afectado, tanto como el alcance de la diseminación, la apariencia de los tejidos examinados al microscopio y la respuesta del cáncer al tratamiento inicial, son vitales en la determinación del resultado terapéutico. Debido a que el cáncer de próstata es una enfermedad que afecta preferentemente a hombres mayores, muchos de ellos morirán por otras causas antes de que el cáncer pueda propagarse o causar síntomas.
Epidemiología
El cáncer de próstata es el más frecuente, excluyendo a los carcinomas de piel, entre los norteamericanos y europeos. Uno de cada seis hombres será diagnosticado de cáncer de próstata durante toda su vida, pero sólo uno de cada 32 morirá por esta enfermedad.
En España tiene una incidencia de unos 30 casos nuevos por cada 100.000 habitantes al año. Se estima que la incidencia aumentará un 50% en los próximos 25 años. En ese medio también es el tumor más frecuente en hombres (13%).
Debido a que el cáncer de próstata ocurre normalmente en hombres mayores que a menudo tienen otros problemas de salud, la supervivencia específica se usa generalmente como método estándar para hablar del pronóstico. Desafortunadamente, es imposible obtener cifras precisas de supervivencia. Para obtener una medida realista de la supervivencia a los 10 años, es necesario recopilar pacientes diagnosticados hace 13 años. Se necesitan más de 10 años de seguimiento para ofrecer datos aproximados.
Estadísticas
De todos los varones diagnosticados de cáncer de próstata, el 97% están vivos a los 5 años del diagnóstico, el 79% a los 10 años. Estas cifras incluyen todos los estadios y grados del cáncer de próstata, pero no tiene en cuenta los hombres que mueren por otras causas.
Al menos el 70% de todos los cánceres de próstata se diagnostican cuando aún con este tumor tienen, al momento de efectuarse el diagnóstico, extensión a otras partes distantes del cuerpo.
La tasa de mortalidad por este tipo de cáncer ha disminuido en los Estados Unidos. Esto se ha atribuido al diagnóstico precoz. Los pacientes diagnosticados en estado precoz tienen probablemente mejor pronóstico que los diagnosticados en estado avanzado.

4. Causas de la incontinencia urinaria
Durante la menopausia es frecuente la uretritis o vaginitis atrófica, que suele responder al tratamiento hormonal.
Cuando se sufre una infección de orina puede provocar pérdidas de orina ya que al irritarse las paredes de la vejiga se produce un aumento de la fuerza contráctil de los músculos de la zona, con la consiguiente urgencia para ir al baño. Se trata eficazmente con antibióticos.
Un largo periodo de estreñimiento puede llevar a la aparición de un fecaloma (materia fecal dura en el intestino) que puede llegar a comprimir la vejiga facilitando su vaciado por rebosamiento. Suele resolverse con una dieta equilibrada en fibra y la ayuda de laxantes.
Una persona en un periodo de depresión puede llegar a suprimir el control voluntario de la micción. Será necesario el tratamiento psicológico.
El uso de varios medicamentos puede producir una incontinencia urinaria reversible. Suelen ser antidepresivos, sedantes, diuréticos y algunos medicamentos para controlar la tensión arterial. Por ello deberemos consultar al médico si tras iniciar un tratamiento nuevo, tenemos problemas de pérdida de orina.
Las personas con insuficiencia cardíaca suelen padecer edemas por retención de líquidos. Por las noches la reabsorción de líquidos al estar tumbados es peor.
Logo Farmacia
No olvide visitar nuestra farmacia.
alta cocina
Necesita averiguar los horarios de los especialistas...
Busque aquí »
Suplemento
Orden medica
Muestras
Convenios con empresas
examenes
Hospital - Clinica Fundasen. Tel: (593 4) 2272660 Ext. 110
Fundasen Dispensario Correo