Enlace
Comentemos de:
Diana León
Lo fundamental es enriquecer tu belleza interior.
Diana Isabel León Rennella nació en guayaquil el 1 de octubre de 1984; del matrimonio de Abel León y Carmen Renella, sus padres, es la menor de cuatro hermanos (gabriel, juan y Patricia). Casada con Mateo fioravantti, es Licenciada en Comunicación Organizacional y Relaciones públicas, Conductora y reportera de Tv (Teleamazonas) y fue Reina de guayaquil en el año 2003.
Diana LeónLa bendición de haberse formado en un ambiente de amor familiar y la felicidad de la proximidad del nacimiento de su primer bebé, se transmite en sus expresiones y en su cordial acogida..
¿Cómo retribuir las gracias y dones recibidos?
DL: Creo que hay dos partes esenciales que te enseña la palabra de Dios: conocerlo, amarlo y respetarlo; y, ponerla en práctica. Muy a parte de todo lo que he recibido de Él, está el agradecimiento diario, de poder vivir un día más, de poder disfrutar de todo lo maravilloso que nos da; cuando vas por ese camino sientes su presencia, vas por el camino correcto. Gracias a Dios, por mi familia y por la educación que tuve en un colegio católico, siempre fui muy apegada a Él, siempre rezaba. Lo único que nosotros podemos retribuirle es que seamos a su imagen y semejanza.
Nuevo hogar, nueva responsabilidad
DL: Un nuevo milagro de vida. Cuando te dicen -todas las mamás- que no sabes lo que es tener hijos, es verdad. Lo sientes sólo cuando estás embarazada, ese milagro de poder sentir cómo alguien está creciendo dentro de ti y cómo comienza a manifestarse. Nos va a tocar duro (a mi esposo y a mí), como a todos; porque nadie nace sabiendo como ser buenos padres, pero con todo el empeño y sobretodo la responsabilidad de saberlo educar, primero en casa, luego en los estudios, se puede lograr. Entre mi esposo y yo, hemos conversado que actividades compartir; a veces hay el temor de los primeros meses, de no dejarlo sólo pero tenemos ese apoyo incondicional de mi mamá, de mi suegra, de mi prima y de mi hermana que recién tuvo un bebé.
Hay algunas personas que me han dicho: tu vida cambia radicalmente cuando ves que esa criaturita, que estuvo dentro de ti nueve meses, nace. A veces me pregunto: ¿cómo ser? La verdad es que no sé, creo que todo será cuando ya la tenga y la vea creciendo (es niña). Pero, por como me han educado, lo mejor va a ser la comunicación entre las dos, lo que no quisiera es que sea muy apegada a mi y no al papá o viceversa, es decir que con los dos comparta igual.
El modelo de familia actual dejó a los hijos al cuidado de terceros (muchas veces el televisor), ¿tal vez es ésta una razón para que hoy existan muchos hogares disfuncionales? ¿Qué solución podemos encontrar?
DL: Todo el mundo dice: “estoy muy ocupado”, pero cuando vienen los hijos es tu responsabilidad y tienes que ver la forma. Actualmente en nuestro país hay muchas mujeres que tienen que trabajar muchas horas al día, lógicamente llegan muy tarde (en la noche) a sus hogares; no comparten con sus hijos los deberes en casa, etc. Aún así, recomiendo a esas madres que si llegan tarde conversen con ellos, si están dormidos, a veces hasta levantarlos, porque esas cosas son las que ese niño, al ir creciendo, va a recordar y a decir: “mi mamá conversaba conmigo”. Los niños deben ir conociendo cosas del mundo, saber por qué llego a esa hora o porqué no está con él.En mi caso trataré que eso no ocurra, daré el tiempo necesario para mi hija.
¿Cómo influye la Televisión en la formación de los niños y en las familias?
DL: En la TV hay de todo, puedes encontrar opciones culturales, opciones educativas pero lamentablemente también hay opciones dañinas para los niños y adolescentes que consumen una TV -hay que decirlo así- “basura”, que no te enseña cosas buenas; ahí se necesita el control de los padres o de las personas que están con ellos, sobre qué ver y qué no. En nuestro medio nos falta muchísimo por aprender y hacer en cuanto a la TV, pero también estamos en una sociedad democrática en la cual cada uno elige lo que ve; en este aspecto es muy importante el rol de los padres.
Vemos con tristeza y algo de impotencia, como muchos naciones acogen leyes abortistas; resulta extraño que en esos mismos países, millones de personas se muestran contrarias a estas prácticas (como ocurrió recientemente en la marcha contra el aborto en España). ¿Cómo entender estas ambigüedades? ¿Por qué si todos tenemos derecho a vivir, se discute sobre un supuesto “derecho” a no dejar vivir (matar)?
DL: Yo estoy totalmente en contra del aborto, creo que esa persona que crece dentro de ti, no tuvo la culpa de muchas circunstancias que pudieron haber existido alrededor. Lo que pasa en sociedades muy grandes es que, por el número de habitantes se tienen distintas versiones, unos a favor y otros en contra; parecería muy fácil definir un pensamiento para todos pero es muy difícil, incluso impracticable. El grano de arena que podemos aportar es explicar con la verdad y de esa forma poder cambiar opiniones e ideas.
¿Por qué hay personas que ven a los hijos como una “carga” y otras deciden deshacerse de “ella”?
DL: Jamás se tiene que utilizar a los hijos para poder seguir algo, eso es muy errado. Cada uno tiene que ser responsable con su cuerpo para evi- tar esas situaciones que te ponen en la encrucijada de qué hacer y qué no hacer. Esto viene de un proceso cultu- ral, un proceso en que necesitas tener a Dios y saber qué es lo bueno para tu cuerpo y para tu futuro.
Revista Enlace. Tel: (593 4) 2231224 Ext. 101
FundasenEnlaceCorreo
© 2009, Derechos Reservados. FUNDASEN.