Enlace
Comentemos de:
Dr. José Páez
La Píldora anticonceptiva.
"Las actividades de planificación familiar son una actividad propia de la mujer y no una actividad delegada del médico".
Isabel Noboa La píldora anticonceptiva apareció por los años 60, cuando se hablaba del exceso de población y del boom de la explosión demográfica y que se iban agotar los recursos naturales. Organizaciones interesadas financiaron toda la investigación para desarrollar la anticoncepción, sobre todo los gobiernos de países ricos, temiendo el crecimiento poblacional de los países pobres. Se difundió la píldora anticonceptiva, los dispositivos intrauterinos, la T de cobre y las ligaduras de trompas, con el fin de disminuir la población.

Se desarrolló toda una campaña en los países pobres para hacerles creer que esto era muy positivo, por ejemplo: "hay que cuidarse" con "planificación familiar", términos que convencen y de hecho esta campaña influyó en todo nivel: médico, gubernamental y social. Así mismo, aparecieron en todo el "tercer mundo", las instituciones de Planificación Familiar subsidiadas por países ricos, Asociaciones pro "bienestar de la familia" para llevar la proyección familiar a los pueblos, como Aprofe y Cemoplaf, aparentemente muy respetables.

Detrás de todo esto el interés de un fuerte control natal dirigido a los países pobres y de aprovechar sus riquezas naturales. También existía un componente ideológico feminista radical y la llamada revolución sexual que separa la sexualidad de la procreación, es decir disfrutar del sexo sin procreación. Aparecieron problemas serios en la sociedad estadounidense, los hippies, "amor y paz" con libertinaje sexual, propagación de enfermedades venéreas y aumento de consumo de drogas, abortos, etc.

En Londres, Inglaterra, está la sede de una gran organización internacional pro control natal y aborto, la IPPF (Internacional Planned Parenthood Federation – Federación Internacional de Planificación de la Familia) y en EEUU está el Consejo de Población. Desde estos centros se ejerce una gran influencia a otros organismos internacionales y la presión a los gobiernos de los países pobres. Nos han metido en la cabeza que esta planificación familiar es buena y que los métodos de planificación familiar sólo son anticonceptivos "seguros y eficaces", porque son beneficiosos para la mujer y la sociedad", comenta el doctor Páez.

Los anticonceptivos hormonales actuales ya no son solo anticonceptivos, tienen también un efecto abortivo y las mayorías de las mujeres no lo saben. Los primeros anticonceptivos por los años 60 tenían altas dosis y combinaban dos tipos de hormonas: estrógenos y progestágenos que bloqueaban constantemente la ovulación.
Si en el ovario no se produce ovulación no hay concepción. La tendencia actual de los laboratorios farmacéuticos es sacar un componente, el estrógeno y dejar uno que es el progestágeno. Por ejemplo, las píldoras microgynon y microlut tienen dosis bajas y microlut solo tiene progestágeno. El objetivo es no producir tantos efectos secundarios en la mujer, pero al bajar la dosis o al quitar un componente los llamados anticonceptivos permiten con más frecuencia la ovulación, es decir en un ciclo mensual puede que se bloquee la ovulación, pero en el siguiente mes puede ovular y concebir. Explica el doctor Páez
"con el óvulo fecundado se inicia la vida humana, se crea una nueva célula llamada cigoto, que es toti potente, la cual tiene toda la información genética de los padres necesaria para el desarrollo del nuevo individuo".

Al laboratorio farmacéutico no le preocupa si hubo ovulación o si un espermatozoide fecundó el óvulo, o si fallaron los efectos anticonceptivos de impedir la ovulación o dificultar el paso de los espermatozoides, porque al óvulo fecundado le será muy difícil implantarse. Lo que les importa es ganar dinero, dejando a un lado la bioética del respeto a la vida humana desde su concepción.
En cuanto a los efectos secundarios en la mujer son múltiples, físicos y sicológicos. La dama produce hormonas sexuales en sus ovarios como estrógeno y progesterona. Si añadimos dosis extra de hormonas ya sea por vía oral (las pastillas de todos los días), por vía inyectable o por vía subcutánea (implantes, el Norplant), la mujer se puede volver más sensible, irritable, nerviosa o deprimida y es frecuente los dolores de cabeza y se agravan la migrañas.
"Es más frecuente la aparición de manchas en la cara llamadas melasma. Aumenta el riesgo de que se eleve la presión arterial, la glucosa, los lípidos (colesterol y triglicéridos), más riesgo de formación de cálculos en la vesícula, de trastornos hepáticos (tumores benignos o malignos) y trombosis cerebral, coronaria o tromboflebitis en las piernas con riesgo de embolia pulmonar", asegura el doctor José Páez.

Otros efectos secundarios en la mujeres que aumentan el riesgo de cáncer de cuello de útero, son más frecuentes las infecciones vaginales, y hay aumento de incidencia de cáncer de mama. Lo más peligroso es que la sangre se vuelva más coagulable, en cualquier momento se puede formar un coágulo o trombo que tapa un vaso, una arteria en el cerebro y eso produce una trombosis o un infarto cerebral.

La mujer debe estar bien informada de las contraindicaciones y efectos secundarios de las hormonas anticonceptivas. Aquí en el Ecuador no es obligatorio que vaya el prospecto informativo en el interior de la cajita. Tenemos que comunicar a las damas los múltiples efectos que alteran su cuerpo, algunos muy graves y otros sicológicos: ansiedad, depresión, irritabilidad y nerviosismo y que no solo son anticonceptivas sino también abortivas.
La anticoncepción ha recurrido a métodos abortivos y va preparando el terreno al aborto quirúrgico en fases más avanzadas de gestación. En los países donde más se difundió la anticoncepción, EEUU y Europa, se legalizó el aborto y esto ha traído consecuencias tremendas, no solo para los seres humanos a quienes les han quitado el derecho de venir al mundo y lo han destrozado en el útero materno.
"En los países ricos donde se difundió la anticoncepción y el aborto hay graves consecuencias que afectan a toda sociedad. Cada vez menos hijos, familias numerosas que se fueron reduciendo a 5, 3, 2, 1 o ningún hijo. Faltan niños y jóvenes, ese vacío lo van ocupando los migrantes. Los gobiernos muy preocupados porque su población nativa se reduce y envejece. Hay más dificultades para costear la jubilación y para atender sus necesidades médicas, etc.", afirmó el doctor Páez.

La píldora anticonceptiva tiene tres efectos, dos llamados anticonceptivos, inhibir la ovulación y espesar el moco cervical y uno abortivo que es alterar el endometrio para impedir la implantación del embrión. Los efectos anticonceptivos actualmente son pobres. El efecto más constante es el de alterar el endometrio, que recubre el interior del útero, volviéndolo más inmaduro, delgado, atrófico para impedir la implantación del embrión en su fase de blastocito. Si el embrión no se implanta, muere.
Cuando una mujer olvida tomar la píldora es muy fácil de que se produzca la ovulación y si hay ovulación ella puede concebir y quedar embarazada. Esto también ha traído dificultades en la juventud, muchos creen que lo más práctico para evitar los casos de embarazo en adolescentes es distribuir condones que fallan mucho y distribuir píldoras anticonceptivas, pero no conocen de la sicología de la chica joven que se olvida de tomar a diario la píldora, entonces ocurre que "falla" el método y quedan embarazadas aumentando los embarazos en adolescentes, que muchas veces recurren al aborto quirúrgico.

Por otro lado, aumenta la incidencia de cáncer de cuello de útero, cáncer de mama y tumores hepáticos, lo cual es muy peligroso. Uno de los cánceres más frecuentes y que matan más a la mujer es el cáncer de cuello de útero y el de mama. Si la mujer de por si tiene riesgos de sufrir estos cánceres, cómo es posible que aumente el peligro recibiendo estas hormonas que no necesita su cuerpo.
Para finalizar, el doctor Páez dejó un mensaje a todas las jóvenes que empiezan a usar este tipo de píldoras, "guardar la abstinencia hasta el matrimonio, rechazar la falsa ideología de seguir sus instintos y disfrutar libremente su sexualidad, acostarte con quien quieras y cuando quieras. La castidad, la virginidad es un tesoro para ofrecer a la persona con quien se va a compartir toda la vida en matrimonio. Si se ha perdido la virginidad, toda mujer debe aspirar a la virginidad secundaria, es decir la próxima persona con quien tengas relaciones que sea tu esposo o esposa y una vez que estén casados recibir los hijos como un don precioso de Dios. Si hay alguna razón grave para esperar el nacimiento de un niño, utilizar los métodos naturales modernos, por ejemplo: el método de la ovulación de Billings".

Revista Enlace. Tel: (593 4) 2231224 Ext. 101
FundasenEnlaceCorreo
© 2009, Derechos Reservados. FUNDASEN.