Enlace
Comentemos de:
Laura Noboa de González
Crecer juntos, escuela para padres.
"La Escuela para Padres de Crecer juntos es un programa de 8 talleres donde se combinan charlas, dinámicas (actividades) y foros para que los padres y madres compartan sus dudas, experiencias, encuentren orientación y adquieran herramientas de educación familiar."
Juan Pablo II La idea del proyecto nació de la inquietud que tuvo María Fernanda Noboa de Maspons, Psicoterapeuta de Familia y de Pareja y Laura María Noboa de González, Lcda. en Orientación y Consultoría Familiar, para llegar a los padres de familia antes que los problemas típicos de una familia se tornen complicados. “Resulta que los papás muchas veces no tienen idea de qué hacer cuando llega sus primer hijo, porque nadie nace con el manual de experiencia bajo del brazo. Nosotros como padres debemos conocer las etapas por las que atraviesan nuestros hijos para poder educarlos de una manera eficaz, por ejemplo: cuando el padre quiere hablar con su hijo de 2 años, no debe usar palabras técnicas sino vocablos sencillos para que el niño entienda cuál es el mensaje que él desea transmitir en ese momento”, comentó la Lcda. Laura Maria Noboa.

¿Por qué se llama Crecer Juntos?
Se llama Crecer Juntos porque la familia va creciendo en conjunto. Cuando la pareja forma un hogar empieza a crecer como pareja, luego viene su primer hijo, se convierten en padres, la familia aumenta con más niños, y éstos comienzan la etapa escolar, luego llega la adolescencia, así pues, la familia a través de los años va madurando con las experiencias que van adquiriendo paso a paso. También llega la salida de los hijos de la casa, ya sea por que se casen y formen sus propias familias, migren etc. Después vendrán los nietos, y los miembros de la pareja se convirtieron en abuelos, entonces se agranda la familia y van generando varias experiencias durante ese largo y maravilloso periodo de vida entre ambos. “En Crecer Juntos, nosotros trabajamos bajo el enfoque sistémico, el cual nos muestra a la familia como un todo, donde lo que le sucede a uno de sus miembros afecta también a los demás, por ejemplo: si papá pierde su trabajo, está triste, preocupado y probablemente molesto, así pues todos los miembros de la familia también lo estarán, no pueden pretender que el niño saque buenas calificaciones si está asustado y distraído por la situación que vive en casa. Es por eso que consideramos importante cerrar el círculo de la educación familiar a través de una Escuela para Padres en la que éstos adquieran herramientas que posibiliten un crecimiento integral de sus hijos y del grupo familiar.” dijo Lcda. En Orientación y Consultoría Familiar.
¿Para qué creamos una Escuela para Padres?
Cuando formamos nuestra familia siempre queremos ser padres perfectos. ¿Por qué no existe la familia feliz, o la familia perfecta? La felicidad no es un estado permanente, sino que son momentos que tenemos en el día a día. La pareja está conformada por dos seres individuales, cada uno posee sus temores, experiencias y dudas, es decir, cada uno viene con una historia que lo condiciona. Entonces, las dos vivencias distintas marcan a cada uno, y al momento de tomar decisiones en casa, se generan conflictos que a veces son difíciles de subsanar. Y todo fuera más sencillo si se hubiesen llegado a acuerdos, si estuviesen claros sobre las vivencias de cada uno. Pero la verdad es, que cuando formamos nuestras familias no hacemos acuerdos, ni hablamos sobre la crianza de los hijos, sino que dejamos que estos temas nos desborden. En La Escuela para Padres propiciamos un espacio de reflexión para padres y madres sobre las situaciones cotidianas y sobre criterios básicos de funcionamiento del grupo familiar. En donde pueden intercambiar experiencias, pensar en común y buscar salida a los problemas con el asesoramiento de un profesional. Se persigue también lograr un crecimiento personal, potenciando las habilidades personales y parentales; redescubrir y revalorizar el rol maternal y paternal; proporcionar herramientas para enfrentar y solucionar conflictos familiares. Buscamos analizar los tipos de familia que podemos encontrar y las diferentes etapas que recorre la familia en su ciclo vital; conocer la etapa evolutiva por la que atraviesan los hijos; adquirir herramientas de comunicación para el mejor funcionamiento de la familia; mejorar el manejo de la autoridad y potenciar la afectividad dentro de la familia. Otro punto que propone la Escuela para padres es disponer de un espacio y tiempo para hablar y reflexionar junto con otros padres de familia que han pasado por los mismos problemas, poner en común preocupaciones y enriquecerse de las experiencias de otros.
Revista Enlace. Tel: (593 4) 2231224 Ext. 101
FundasenEnlaceCorreo
© 2009, Derechos Reservados. FUNDASEN.