Enlace
Comentemos de:
Viviana Arosemena de Jiménez
Mamá solidaria su forma de vivir...
Henry Avelino
En todos los roles de su vida, ella es siempre la misma. Una mujer cortés, extrovertida, amiguera, sumamente paciente. Esta cualidad se evidencia en el jardín de su casa, cultivado con amor y con detalles que ella misma le puso por su amor a la naturaleza.
Aficionada también a la música, gusta de tocar la guitarra y sentarse, en su tiempo libre, a observar películas en compañía de su esposo, el periodista Pedro Jiménez. Carismática al máximo, eso nadie lo duda. Y ese don lo puso en práctica al elegir una profesión como Educadora de Párvulos, la cual no puedo seguir ejerciendo debido a una inflamación de las cuerdas vocales cuando trabajaba en un jardín de infantes.
Pero, este percance le abrió las puertas de la televisión, donde por 16 años consecutivos ha logrado convertirse en una sólida imagen de la pantalla ecuatoriana. Empezó en Telesistema (RTS), cuando la aceptaron, primero como reportera y, después, como conductora del programa Mujer Internacional.
Luego, fue parte de Ecuavisa, empresa donde por 11 años fue conductora del programa Complicidades y presentadora de noticias en la mañana. Cuando los cambios llegaron para renovar el espacio (el cual no pudo aceptar por sus horarios), se le presentó la oportunidad en Gamavisión (ahora Gama TV), donde labora en la actualidad y se desempeña como presentadora de El Noticiero Nacional y conductora del programa de salud Una forma de vivir.
Viviana María Arosemena Plaza de Jiménez está muy feliz con su trabajo ya que le permite dedicarse a sus diferentes actividades, entre ella desempeñar su rol de mamá, esposa y cuidar a sus mascotas: dos perras, una gata llamada Runa, dos conejos, pájaros y un hámster.
Su hogar es un placentero refugio de paz, amor y tranquilidad. Es el resultado del esfuerzo constante. “En el matrimonio la pareja se va conociendo día a día, compartiendo; siempre debe existir diálogo para irse conociendo más y complementándose. Podemos ser muy parecidos en ideas y principios pero hay otras cosas del diario vivir en la que somos muy diferentes y en el matrimonio uno tiene que aprender a vivir, compartir, tolerar y respetar. Al principio, todo es lindo; después, llega la etapa de los hijos, de ser padres y, luego, los chicos van creciendo. Y en eso estamos…”
Son doce años felices, de aprendizaje, de acoplamiento y sin mucha dificultad; en este tiempo han procreado a Juan Sebastián de 9 años y a Eduardo Antonio, de 7. Aunque para ella la maternidad es maravillosa, ha logrado recuperarse de cuatro pérdidas espontáneas, el último, hace dos años y, como dice, “Solo si Dios quiere tendré otros hijos”.
Viviana juanto a su familia En la entrada de su casa resalta el cuadro de la Virgen de Schonstatt. Ella y su esposo pertenecen al movimiento Mariano y éste se ha convertido en una guía para sus vidas, consagrándose a través de la oración y encomendándose, ofreciendo y agradeciendo por lo que tiene diariamente porque “es a través de la Virgen que llegamos rapidito a Dios”.
Las enseñanzas de la Virgen también le han dado temple para seguir adelante y para poner en práctica su amor como progenitora, aunque confiesa que el nacimiento de sus hijos no la tomó por sorpresa pues desde pequeña, Viviana ayudaba a su tía con sus hijos; luego, a su hermana y tuvo como modelo a su mamá, quien falleció hace 8 años.
“...a ellas (madres solteras) les envío un mensaje de admiración, respeto y cariño; de fuerza para que sigan adelante porque han dicho sí a la vida y eso me parece valeroso…. A esas madres que luchan día a día por sacar adelante a sus hijos; a ellas que me impresionan y las admiro; un abrazo muy cariñoso.”
Diariamente conjuga su tiempo para desempeñarse como profesional, madre, esposa y también como voluntaria, una de las actividades que realiza y que no dejaría, a pesar de que muchas veces debe encontrar un espacio del día para realizarla.
Pero, con gusto se organiza, sobre todo en las mañanas, para hacer el trabajo de la fundación AMAS (Asociación Mariana de Ayuda Social) y de su casa. A parte se encarga de su abuelita que ya tiene 89 años.
En la Fundación promueve su trabajo de voluntaria y con la Aldea de Niños Cristo Rey, trabaja haciendo eventos para conseguir fondos y becas para estos pequeños. “No voy diariamente; pero, todos los días estoy realizando gestión para ellos”.
Una madre al servicio de sus hijos, de sus mascotas, de su esposo y de los más necesitados, así es Viviana Arosemena de Jiménez, quien resalta en este mes especial, la valentía de aquellas mujeres que están embarazadas y son madres solteras; “a ellas les envío un mensaje de admiración, respeto y cariño; de fuerza para que sigan adelante porque han dicho sí a la vida y eso me parece valeroso…. A esas madres que luchan día a día por sacar adelante a sus hijos; a ellas que me impresionan y las admiro; un abrazo muy cariñoso”
Revista Enlace. Tel: (593 4) 2231224 Ext. 101
FundasenEnlaceCorreo
© 2009, Derechos Reservados. FUNDASEN.